DARMSTADT: UNA CIUDAD CON “D” DE DISFRUTAR

Cervezas en Ratzkellar Darmstadt

Cervezas en Ratzkellar Darmstadt

El azar y la familia hicieron posible que recientemente pasara unos días disfrutando de la sorprendente ciudad de Darmstadt.

La experiencia fue extraordinariamente positiva así que ahí van mis recomendaciones para todos aquellos que tengáis pensado viajar a Alemania y recrearos más concretamente en el estado federado de Hesse.

Lo primero que me agradó nada más llegar a Darmstadt fue el hecho de que se trata de una ciudad muy accesible tanto para vivir, como para visitar y es que puedes recorrerla a pie sin ninguna dificultad o en bici, tal y como hacen la mayoría de sus ciudadanos.

Bicicletas aparcadas en las calles de Darmstadt

Bicicletas aparcadas en las calles de Darmstadt

Otro dato a tener en cuenta cuando elegimos una ciudad como destino es la posibilidad de comunicarnos correctamente y afortunadamente en Darmstadt si no sabes alemán puedes desenvolverte en inglés sin ningún problema.

Pero si algo hace que nos llevemos un bonito recuerdo de los destinos que visitamos es que podamos disfrutar a todos los niveles. Os comparto mis emplazamientos favoritos:

Restaurantes:

Ratzkellar Marktplatz Darmstadt

Ratzkellar Marktplatz Darmstadt

El Ratzkeller, el que fuera el antiguo ayuntamiento de la ciudad, está situado en el centro neurálgico de la ciudad en Marktplatz.

En el Ratzkeller además de paladear de una exquisita cerveza de producción propia tanto pils como de trigo, pudimos deleitarnos con platos típicos a modo de tapas para compartir que estaban de lo más sabroso, como por ejemplo una carne muy tierna de ternera en salsa, unas patatas parecidas a nuestras panaderas y un plato de queso con cebolla, típico de la región, que hay que comer untado en pan. Todo estaba delicioso y a muy buen precio, estos tres platos no nos costaron más de 20 €.

Ternera en salsa, queso con cebolla y patatas en Ratzkellar Darmstadt

Ternera en salsa, queso con cebolla y patatas en Ratzkellar Darmstadt

Terraza Elisabeth. Darmstadt

Terraza Elisabeth. Darmstadt

Elisabeth. O como lo recordaré para siempre como “El mágico rincón de las sopas”. Sopas recién hechas, preparadas a diario, por lo que la carta puede variar, de diversos tipos y variedades: de legumbres, de verduras, de pollo, picantes…

Un local de ensueño donde comer una sopa en su terraza se convierte en una acción casi mística. Las sopas están riquísimas, los capuchinos son de escándalo y el ambiente inmejorable.

Un tazón grande de sopa cuesta unos 5 €.

Elisabeth. El rincón mágico de las Sopas en Darmstadt

Elisabeth. El rincón mágico de las Sopas en Darmstadt

Cafe Chaos un local un poquito más retirado del centro, pero nada preocupante para los pocos amigos de los paseos largos, ya que lo encontramos a tan solo cinco minutos.

En Cafe Chaos encontrareis una de una carta variadísima para comer o cenar  pero quiero resaltar la posibilidad de alucinar con un postre de lujo como con el que yo aluciné, a base de fruta fresca, helado y nata montada. Os puedo asegurar que estaba riquísimo. ¿A qué no tiene mala pinta?

Postre Café Chaos

Postre Café Chaos

Por la noche:

Escenario del Krone en Darmstadt

Escenario del Krone en Darmstadt

El Krone mi garito favorito para disfrutar de la noche de Darmstadt.

Cuenta con distintos ambientes y un auténtico lujazo: ¡música en directo y con entrada gratuita!

Por 5 € puedes tomarte una copa y por 1 € alucinar con la explosión de sabor de sus chupitos caseros llamados “Mexican”. No podéis iros de Darmstadt sin probarlos, para mi han sido un auténtico descubrimiento.

Mexican, chupitos caseros del Krone en Darmstadt

Mexican, chupitos caseros del Krone en Darmstadt

Para dar un paseo:

Pasear por las calles y plazas de Darmstadt, como Luisenplatz, resulta muy agradable, pero si lo que quieres es disfrutar de zonas verdes y ajardinadas, estás en la ciudad adecuada: existen numerosas a nuestro alcance.

Yo os recomiendo visitar Mathildenhöhe donde os sorprenderá encontrar una preciosa iglesia rusa de llamativos colores e iconografía propiamente ortodoxa. Una auténtica preciosidad arquitectónica.

Mathildenhöhe Darmstadt

Mathildenhöhe Darmstadt

Una curiosidad histórica, de esas que ponen los pelos de punta y que encontraremos si observamos las puerta de numerosas casas son unas placas que indican el nombre de los judíos que en época nazi tuvieron la desgracia de coincidir con la barbarie. En estas placas también se indica que año fueron deportados, el campo de concentración al que fueron enviados y la fecha en la que murieron.

Placas en las calles de Darmstadt

Placas en las calles de Darmstadt

Para alojarse:

El hotel Ibis situado en Kasinostrasse cumplió todas nuestras expectativas, un hotel casi céntrico, tranquilo, limpio, con toda clase de comodidades y por 50 € la noche. Un perfecto alojamiento.

Curiosidades:

Si eres fumador podrás comprar tabaco en este tipo de máquinas, situadas en las calles, eso sí, quizá tengas que armarte de paciencia y finalmente pedir ayuda porque cuesta un poco, hay que introducir el DNI para comprobar la mayoría de edad y una infinidad de pasos…

Máquina de tabaco - Darmstadt

Máquina de tabaco – Darmstadt

Futbolines con tres porteros y jugadores de plástico. No suenan igual que los jugadores de madera parece que les falta potencia… Podréis encontrarlos en la sala de fumadores de el Krone.

Futbolin con tres porteros en Krone

Futbolin con tres porteros en Krone

Casa, en el camino a Mathildenhöhe realizada a base de piezas de coches, al más puro estilo reciclaje. Por un momento nos vino a la memoria la Catedral de Mejorada del Campo.

Casa reclicada camino a Mathildenhöhe

Casa reclicada camino a Mathildenhöhe

En definitiva,Darmstadt es una ciudad a la que llegué por casualidad y a la que volveré. Así que este enlace puede parecer, con el tiempo, estar en constante evolución y actualización.

Sin embargo, lo que hace que una ciudad, pueblo, o aldea, pase de ser un lugar más, a algo inolvidable es, sin lugar a dudas: sus habitantes.

Nos quedamos con la pena de cruzarnos en el aire con Cristina y con Flavia… 

Eso si, nuestra visita a Darmstadt no hubiese sido lo mismo de no haber coincidido con Kevin, Silvana, Jose y Lorena. 

Pero sobre todo Darmstadt no hubiese brillado igual de bonita si Paloma no hubiese sido nuestra anfitriona y hubiese iluminado sus calles con sus andares de bailarina.

¡Hasta Pronto!

Así que, estar atentos porque si escucháis acento español, podéis tener la suerte de “Recrearos”.

Luisenplatz en Darmstadt

Luisenplatz en Darmstadt

Anuncios

2 comentarios en “DARMSTADT: UNA CIUDAD CON “D” DE DISFRUTAR

  1. Me ha encantado Darmstadt y sus opciones gastronómicas, culturales y de ocio. Ya tengo ganas de dar un salto y conocerlo. Ay nueri lo que vales “pa to” Como has sabido en poco espacio dar a conocer Darnstat. Lots of love

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s