ANTONIO PAX: EL REY DEL GROOVE A LA BATERIA

Antonio Pax - Foto Jaime Massieu - Marula Café Madrid

Antonio Pax – Foto Jaime Massieu – Marula Café Madrid

Emoción inmensa, alfombra roja y un tremendo “redoble de tambores” para recibir al Gran Antonio Pax: El batería más elegante de todos los tiempos. ¡Bienvenido!

¿Qué es lo primero que te llamó la atención de la batería?

Recuerdo un concierto de Frank Sinatra en televisión cuando era muy pequeño, en blanco y negro. Recuerdo la imagen del batería, llevando todo el peso de la orquesta, moviendo los brazos vertiginosamente pero con suavidad y precisión a la vez, con unas baquetas que parecían larguísimas. Él solo frente a un instrumento en el que, literalmente, te podías meter dentro. Esos sonidos y esa imagen los tengo grabados a fuego en mi mente. Aquello me enganchó totalmente.

Mi madre fue músico de profesión toda su vida. Nos llevaba a verla cantar con la Orquesta y Coro de la Radio Televisión Española, a los ensayos y conciertos. Recuerdo la sensación de estar ahí delante de esa orquesta sinfónica, un engranaje perfecto y el poder de los instrumentos, especialmente el de la percusión.

¿Cuándo comienzas a tocar la batería?

Me regalaron mi primera batería cuando entré en el instituto. Antes de eso ya aporreaba con palos, manos, dedos, reglas, escuadras y cartabones sobre cualquier superficie. Tengo un precioso recuerdo de aquellos primeros días.

Un batería que siempre tienes presente y al que admiras es:

Es una pregunta difícil. Hay muchísimos baterías que admiro y que me han influenciado a lo largo de todos estos años.

Un batería al que admiro profundamente y siempre tengo en mente es Charlie Watts. Siempre he admirado en él la capacidad de tocar rock de esa manera tan personal viniendo del mundo del Jazz.

Otro batería por el que siento un gran respeto es Ringo Starr. Su tempo, ejecución e imaginación son impecables.

Tengo un enorme respeto por los baterías que crearon un estilo cuando no había nada, allá por los años 20, 30, creando lo que después fue el concepto de batería tal y como lo conocemos ahora. La lista sería interminable.

Alguien que me inspira a la hora de salir a tocar por su actitud frente al instrumento es Stanton Moore.

¿Existe un antes, un durante y un después de La Vacazul? ¿Qué recuerdas de aquellos años?

Sin duda existe un antes y un después de La Vacazul.

Recuerdo de aquellos años el trabajo y la satisfacción de crecer con tu grupo y como músico.

Recuerdo la conjunción y la conexión que teníamos los cuatro no solamente tocando, que era algo mágico, si no a la hora de componer, a la hora de crear un sonido de la banda. Recuerdo la sensación de pertenecer a una de las bandas punteras del momento.

Recuerdo la camaradería con otras bandas de la escena de aquellos días. Vivimos una época dorada para la música en directo. Existía una escena muy interesante en todo el territorio.

Podías girar sin parar. En cada ciudad y en cada pueblo había una sala y un público dispuesto a ver un buen concierto. Había una implicación por parte de todos y el resultado era que el mecanismo siempre estaba en marcha.

Parece que hablo de hace muchos años, pero no, todo aquello fue hace no demasiado, la música, la industria y la vida funcionaban de otra manera.

Con La Vacazul viví y vivimos todos esos mitos de rock y de las giras y sobre todo aprendimos que el esfuerzo en la música es lo que te hace llegar más lejos.

Charras y Pax - Spanish Hammond Organd Summit - Foto Iñaki Aranda

Charras y Pax – Spanish Hammond Organd Summit – Foto Iñaki Aranda

Tuvimos la oportunidad de disfrutar, en el “Spanish Hammond Organ Summit, de un reencuentro muy especial, durante unos temas inolvidables en el escenario junto al Charras. ¿Cómo fue esa experiencia?

La experiencia fue fantástica. La idea de organizar un encuentro así me pareció brillante y participar en él, fue muy especial.

Tocar con el Charras fue espectacular. Siempre he admirado al Charras como músico y por supuesto como persona. Como decía antes, entre nosotros siempre ha habido una química especial a la hora de atacar un tema, un arreglo.

Fue realmente divertido.

El Charras es uno de los organistas más completos con los que he tenido el placer de tocar, y he tocado con muchos. Me recuerda, por su manera de tocar, a Gregg Rolie, uno de mis favoritos.

Reunirme con él después de unos cuantos años fue emocionante sin duda.

Tengo muy buenos recuerdos de aquella noche y de todos los organistas con sus diferentes formas de entender el hammond que estaban allí. A pesar de que con la mayoría de ellos ya había tocado con anterioridad de forma habitual o más puntualmente, fue muy interesante compartir con ellos su “noche especial”.

Me dejó gratamente impresionado tocar con Marta, alguien a quien respeto desde que era un chaval por su trayectoria. Tocando con ella pude comprobar en persona por que Sex Museum es una banda enorme.

Pax, Carlos Murillo y Marta Ruiz - Spanish Hammond Organd Summit - Foto Dani Sanz

Pax, Carlos Murillo y Marta Ruiz – Spanish Hammond Organd Summit – Foto Dani Sanz

Hemos podido disfrutar contigo como baterista en Amparanoia, Speaklow, Julián Maeso, Tres Mil Hombres, Deluxe, Zolo Zeppelin, Los Reyes del KO, Guayaberas Negras, Chip Wickham, Alfa, Get my Name, formando parte de las Black Jam de El Junco… ¡Cuantos recuerdos!, ¿Cuántos nos dejamos? ¿Qué proyectos futuros puedes adelantarnos para ir abriendo boca?

Son muchos y muy buenos recuerdos. Estos grupos que nombras son los proyectos en los que he formado parte como miembro y todos y cada uno tienen un hueco muy especial en mis memorias.

Un grupo que no mencionas y al que tengo un especial cariño es Chocolate Blues Express. Este grupo vino antes de todos los de la lista anterior.

Fue mi primer grupo “profesional”, con el que no empezamos a tocar regularmente y con el que empecé a ganar dinero por tocar, lo cual te da la visión de lo que es el negocio de la música desde el punto de vista de trabajarte tus habilidades como músico particular y como miembro de un equipo. Fue mi primera banda de blues y con todos los miembros de aquel grupo mantengo una amistad entrañable.

Otra banda que no mencionas es Good God, un proyecto superinteresante ideado por Abel Trigo y que continua dando guerra por los escenarios.

Antonio Pax en Good God - Foto Good God

Antonio Pax en Good God – Foto Good God

Proyectos futuros hay muchos. Ahora mismo estoy trabajando en algunas cosas que serán desveladas con el tiempo.

¿Tocar con Irma Thomas fue tan espectacular como pareció?

Sí que lo fue. Irma Thomas es un referente en la historia de la música. Personalmente aprendí mucho tocando con ella y con la impecable banda que se juntó para la ocasión.

La experiencia de tocar con alguien que lleva más de 50 años sobre un escenario es indescriptible. La satisfacción de que esa persona felicite a la banda por su trabajo en el escenario es igualmente indescriptible y le hace sentir a uno muy orgulloso de su trabajo y del trabajo en equipo como grupo.

Todo esto te da la clave para seguir aprendiendo y trabajando.

Seguro que ya has perdido la cuenta de los escenarios que has pisado y los festivales por los que has pasado… ¿En cuál te ha gustado siempre tocar porque te sientes como en casa? ¿Cuál se te ha resistido hasta la fecha?

Perdí la cuenta hace mucho. Todos los escenarios han sido (y son) especiales y lo que los hace especiales son los músicos con los que los comparto o he compartido.

Muchos escenarios, sobre todo de Madrid, donde he desarrollado casi toda mi carrera, son especiales por muchos y obvios motivos.

Un lugar en el que me he sentido siempre como en casa es La Coquette. En la barra o en el escenario siempre bien. Es un punto de encuentro de amigos y músicos.

Hay muchos escenarios que me quedan por visitar aún por supuesto. Recuerdo la impresión que me dio ir a ver un concierto en el Carnegie Hall. Supongo que ese es uno de los que se me están resistiendo aún…jeje. Como dijo Stanton Moore “la única forma de llegar al Carnegie Hall es trabajando muy duro”. Ahí queda eso.

¿Cuál ha sido la mejor gira de tu carrera y que repetirías con los ojos cerrados?

Todas las giras tienen su intríngulis. Recuerdo con mucho cariño una por algunos países de Sudamérica con La Vacazul.

Una que repetiría sin dudarlo un momento fue una que hicimos con Amparanoia cuando nos contrató a La Vacazul para ser su banda. Giramos por Francia e Italia. Un montón de buenos amigos en una furgoneta. Fue muy especial y también fue mi primera gira a lo grande. La colección de anécdotas que surgieron de ahí es interminable.

Si tuvieses que explicarle a un extraterrestre el significado de “Groove” ¿Qué le dirías?

Nadie sabe definirlo con claridad pero todo el mundo sabe lo que es.

Es curioso que la palabra “groove” en ingles denomina los surcos (o el surco) de un disco. La aguja va deslizándose sobre el surco suavemente. El motor del tocadiscos hace que la velocidad sea constante. De esa manera la música respira, todo va en su sitio, puedes bailarlo, no hay sobresaltos si todo funciona bien. No estoy seguro de que esta explicación tenga ninguna base científica pero yo establezco una conexión ahí.

Nosotros lo llamamos caminar. Si el tema no camina, si ese ritmo no camina, si esa línea de bajo hace que el tema no camine, no funciona, va torpe, no hay groove.

Volviendo a recurrir al inglés. Cuando un bebé empieza a gatear y a moverse se dice “this baby is moving and grooving”. El bebé ya no quiere permanecer estático, se quiere mover y menear. Eso es groove, movimiento.

Palabras de James Gadson: “Groove is happiness. Groove makes people happy”

Desde hace un tiempo le has cogido el gustillo a eso de cruzar el charco y vives a caballo entre Madrid y Missoula (Montana, USA), ¿cómo se disfruta allí de la música?

No es exactamente así. Conseguir un visado de residencia en Estado Unidos no es sencillo y toma mucho tiempo. Por eso he estado esta última temporada disfrutando de lo mejor de los dos lugares y viajando de un sitio para otro.

En Estados Unidos en general se vive la música de otra manera. La música está completamente integrada en el entramado social. La música en las casas y la música en directo son una tradición que se vive desde que se es niño. Se transmite de una generación a otra.

Los músicos gozan de gran respeto y existe un campo enorme donde desarrollarse como tal. Eso no quita que sea duro como en todos sitios.

SpeakLow

SpeakLow

¿Es cierta la leyenda que cuenta que el batería, por ser el que cuenta con más ritmo en una banda, es el que marca la diferencia bailando?

No lo creo. Yo, particularmente, soy un horrible bailarín. Todos los músicos han que tener ritmo. Todos deberíamos bailar más y desinhibirnos del todo.

¿Y si Max de mayor quiere ser músico?

Max va a contar con todo nuestro apoyo independientemente de la carrera que elija. En el caso de ser músico le enseñaré todo lo que yo sé e insistiré en que aprenda todo lo que sé que no sé y que debería de haber aprendido.

Tener una educación musical es un complemento perfecto para la formación personal de un niño. Todos los expertos están de acuerdo en esto y lo recomiendan como parte de la educación del futuro.

¿Cuál es la experiencia más “recreativa” de la que has podido disfrutar últimamente?

Hay una idea que leímos en algún sitio que me nos encantó y que define muy bien la experiencia de ser padres:

“Cuando eres padre disfrutas de cosas que hasta entonces te parecían aburridas como preparar un desayuno o sentarte en la tierra y hacer castillos con un cubo. Cosas que hasta entonces eran divertidas pueden ya no serlo tanto, como salir de copas, etc.” Por supuesto no hay que tomarlo al pie de la letra, pero tiene cierto punto de verdad.

Últimamente he disfrutado como un niño tirándome en trineo por una ladera nevada con mi hijo. Podría decir que mis últimas experiencias recreativas de mayor disfrute han sido jugando con él.

Algo que siempre quisiste decir y que nunca tuviste la oportunidad:

Mi cerebro funciona de manera diferente. Cuando dices que aporreo no lo hago, solo estoy pensando.

Gracias Infinitas Pax por querer compartir tan grandes recuerdos y pensamientos futuros. Estoy convencida de que somos muchos los que vamos a disfrutar con esta entrevista. Eso si, sigue pensando en alto que nos encanta escucharte, debe ser, que nuestro cerebro también funciona de manera diferente. 

La mejor manera de estar en contacto con Pax es a través de su Facebook y de su Twitter.

Gracias a Jaime Massieu, Dani Sanz e Iñaki Aranda por prestarme sus fotos para ilustrar esta entrevista como se merece.

Anuncios

Un comentario en “ANTONIO PAX: EL REY DEL GROOVE A LA BATERIA

  1. Pingback: HIGHLIGHTS 2015 | Recréate el día

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s