DAVID CARRASCO SORIANO AL SAXO

David Carrasco Soriano. Foto de Jaime Massieu

David Carrasco Soriano. Foto de Jaime Massieu

Todo un honor compartir esta entrevista con uno de los saxofonistas más grandes del panorama musical nacional. Si hasta la fecha estabais despistados, a partir de ahora prestar atención porque vais a escuchar esta frase en más de un concierto: ¡David Carrasco Soriano al Saxo!

¿Cuándo comienza tu andadura con el saxo? ¿Con qué edad empiezas a estudiar este instrumento?

Empecé a tocar el saxo a los 9 años, un año después de empezar a estudiar en el conservatorio.

Y ¿por qué saxo? Concretamente si no me equivoco tocas el saxo barítono, ¿verdad? ¿Por qué no piano, guitarra o batería?  

Yo siempre he sido más de instrumentos de viento, aunque también he estudiado piano y batería (y guitarra de manera autodidacta, o sea, que has dado en el clavo…). De pequeño conseguí que mis padres me apuntaran a la banda municipal de Móstoles (de donde yo soy) y ahí escogí el cornetín (era cuestión de tamaño ya que tenía cuatro años y mi cuerpo no podía con el peso de una corneta ni mucho menos una trompeta). A los ocho años, cuando entré en el conservatorio, a mi madre se le ocurrió decirme que le encantaba el saxo y yo, aunque no sabía cómo era ese instrumento, fue el que escogí. Así que es ella la culpable de que ahora estemos hablando tú y yo de esto…

En realidad, todo lo que he estudiado a sido con el saxo alto. Al principio (una vez más) era una cuestión de tamaño. Luego empecé a tocar el tenor con Muchachito Bombo Infierno, pero seguía estudiando alto (de hecho, en esa época saqué el título superior de jazz con el alto), y al trabajar tanto con el tenor, que me tuve que poner la pila con él. En esa misma época compré un barítono y quedé maravillado con sus posibilidades, así que también le cogí el gusto… Ahora no se por cual me decanto porque cada uno tiene lo suyo. Y la gente me suele llamar para trabajar con todos ellos (aunque con el alto menos de lo que me gustaría!).

David Carrasco Soriano en el centro. Foto de Jaime Massieu

David Carrasco Soriano en el centro. Foto de Jaime Massieu

¿Qué fue lo que te cautivó, lo primero que escuchaste que te removió por dentro?

En mi caso, de pequeño no tuve profesores que me motivaran haciéndome escuchar a otros saxofonistas, pero por suerte a los trece años empecé a tocar con una banda de ska (Skarlatines) y este es un estilo en el que los instrumentos de viento son una parte esencial. Entonces me enamoré de Tommy McCook y Ronald Alphonso (saxofonistas de The Skatalites). A partir de ahí, entró el mundo del funk, jazz, blues, rock, latin-jazz…

¿Siempre has tenido claro que de mayor querías ser músico? Porque tu caso es un claro ejemplo en el que podemos constatar que es posible vivir gracias a la música.

Rotundamente sí. Todos mis recuerdos de pequeño giran en torno a mi ilusión por ser músico. El mejor regalo que se me podía hacer (eso no ha cambiado tanto a día de hoy) era cualquier cosa que sonara.

Y una vez dentro del mundillo musical ¿es todo tan bonito como se ve desde fuera o hay que currárselo constantemente y no parar ni un minuto?

El mundillo musical me parece tan bonito como siempre lo imaginé (incluso con lo duro que puede llegar a ser luchar por ello). Pero para que la gente se acuerde de ti hay que estar al pie del cañón y no parar de intentar mejorar. Ahora no estudio tanto como antes pero toco todo el rato. Aún así, si tengo un rato lo empleo en estudiar, componer, arreglar, etc.

Supongo que es como cualquier cosa. Si decides dedicarte a algo hay que poner toda la carne en el asador y apostar fuerte. No tiene porqué funcionar siempre, pero creo que es la mejor manera de llegar a cumplir un sueño.

Martín García Duque y David Carrasco Soriano en una foto de Jaime Massieu

Martín García Duque y David Carrasco Soriano en una foto de Jaime Massieu

Tener una banda con vientos es un valor añadido, creo ¿por eso es una tónica cada vez más habitual poder disfrutar de bandas que apuestan por utilizar vientos tanto en sus directos como en estudio?

Los vientos son esos instrumentos que nadie echa en falta hasta que empiezan a sonar. Por desgracia, la mayoría de las veces somos un lujo para las bandas. Muchas veces están en discos pero luego no se pueden permitir económicamente llevar de gira a una sección de metales. Por norma general, el que lleva vientos es porque no le importa ganar menos dinero (o porque le va tan bien que no le importa invertir…jajaj).

En lo que llevamos de 2014 te hemos podido ver de gira con Dani Martin, con Lichis, grabando con Fito, con Aurora & The Betrayers, con M-Clan. Un año espectacular ¿verdad? Un gustazo, imagino, poder compartir escenario y estudio con tantos artistas reconocidos y es que cada vez que sabíamos de ti nos ponías los dientes largos Háblanos de todos estos proyectos y de alguno que seguro nos dejamos en el tintero.

Cualquiera que conozca las cosas que hago sabe lo afortunado que soy… Además de los que has nombrado, este año también he grabado y/o tocado con Jorge Drexler, Ismael Serrano, Rayden, Nach, Raphael, Bisbal y un montón de cositas que no salen tanto a la luz pero que están geniales (LAFF, Patáx, Bob Sands Bigband, Gatos Bizcos, Teneessee, Aurora García Sextet…). Trabajar siempre es algo que se agradece, pero hacerlo con gente tan buena ya es un regalo.

¿Qué tal lo de salir de gira y recorrer España, Latinoamérica, etc. Y no volver en una larga temporada? ¿Se lleva bien? Seguro que os lo pasáis en grande. ¿Alguna anécdota divertida?

Lo pasamos increíblemente bien, para qué te voy a engañar… Pero claro, uno tiene su casa y su familia, y salir muchos días termina siendo durillo. Quizás esa sea la parte negativa de todo esto. El hecho de montarte en una furgoneta con varios tipos que tienen las mismas inquietudes que tú hace que todo sea una anécdota (ahora mismo no se me ocurre ninguna confesable o que no involucre a terceras personas!!).

Por cierto, curioseando en tu biografía musical hemos encontrado que tu primera gira la hiciste cuando tan solo tenías 15 años acompañando a Laurel Aitken, ¿cómo fue la experiencia?

La primera gira de mi vida la hice con Laurel y fue por Italia. Después hice varias más por toda Europa. Lo recuerdo con mucho cariño porque él era mi ídolo y me trataba como a su nieto. Siempre hablaba de mí y me sentía muy querido por él. Por otro lado, lo que era la gira solía consistir en pasar muchas horas en la furgoneta, pocas comiendo y casi ninguna durmiendo (de lo económico no hablo porque no olí ni un duro. “Todo por la música” decía el manager…). Creo que en esa época supe lo que era el R&R de verdad.

El sitio en el que más te ha impactado tocar ¿Cuál ha sido?

Hay una gran cantidad de sitios que me han impactado. La Paradiso de Amsterdam (donde han tocado todos mis ídolos), el Olimpia de París… Luego están los sitios en los que siempre tuve la ilusión de tocar y que he terminado por convertir casi en casa (Café Central de Madrid, Palacio de los Deportes de Madrid, Palau Sant Jordi de Bcn…). También impactan mucho los grandes festivales de todo el mundo, donde tocas para muchos miles de personas.

David Carrasco Soriano. Foto de Jaime Massieu

David Carrasco Soriano. Foto de Jaime Massieu

¿Con quién te gustaría tocar porque admiras de una manera especial y que aún no hayáis coincidido? Hacemos desde aquí un llamamiento.

Maceo Parker es uno de mis ídolos (vivos) favoritos, pero creo que llegar a tocar con él es algo complicado, jajajja. Al menos pude tocar con su compañero de sección de James Brown, el trombonista Fred Wesley.

No dejo de sorprenderme con la gente que toco, así que prefiero que siga así la cosa. Que me siga sorprendiendo la vida.

¿Cómo es tocar con Raphael? Que también nos ha dejado impactados.

Paco Salazar es uno de los guitarristas de Dani Martin (con quien estoy trabajando actualmente) y es el que produjo lo que grabé. Este, creo que ha sido el único caso en el que no he conocido al artista. Es por eso que aunque me ha hecho mucha ilusión poner algo de mí en un disco de Raphael, lo que me llevo de esa grabación es lo que he disfrutado y aprendido de mis amigos Paco Salazar, Alex Serrano (trompeta) y Marcos Crespo (trombón).

Independientemente de las colaboraciones que seguro que tienes un montón de ofertas a la vista, háblanos de tus proyectos personales.

Últimamente tengo poco tiempo para mi. La última vez que estuve por la labor, hice un proyecto de flamenco-jazz que quedó grabado en un cd. Ahora toco mucho R&R, blues, etc., así que creo que es de lo que tratará mi próximo proyecto (estamos preparando una grabación que va por esa línea, con músicos muy buenos de la escena musical madrileña. Ya te avisaré!!).

¿La inspiración surge en algún sitio especial?

Creo en el estudio concienzudo y en la constancia. También creo en el amor que se le tiene que poner a las cosas. Una mezcla de todo eso suele dar buenos resultados.

¿Cuál es el momento más recreativo que has vivido últimamente y que quieras recomendarnos y compartir con nosotros?

Lo más recreativo últimamente ha sido la gira de Dani Martin por Sudamérica. Han sido unas semanas de pleno disfrute, comiendo muy bien y pasando muy buenos ratos entre amigos. Cuando terminamos el último concierto  teníamos tres días libres antes de volver a Madrid, así que tuvimos la gran suerte de ir a las Islas Roques (Venezuela). Un paraíso en el Caribe (hay un tema de Chambao que se llama Canto de la Ballena y trata sobre un lugar precioso que está una de las islas de ese pequeño archipiélago). Os lo recomendaría, pero está muy lejos y desde España debe ser impagable ese viaje. En España hay un montón de sitios preciosos y un montón de buena gente. No hace falta irse muy lejos si se va con buena compañía…

Muchísimas Gracias David. Ha sido un auténtico placer poder compartir, en muchas ocasiones sin saberlo, tantos conciertos, tantos discos, tantas grabaciones…. en definitiva tanta música contigo. Muchísimas Gracias por ser un grande en el escenario y tan cercano al bajarte de él. Y Muchísimas Gracias por hacer de tu pasión por la música un disfrute enorme para todos los que disfrutamos de ella y necesitamos a diario nuestra pequeña dosis de “recreo musical”.

Lo mejor para no perderte nada de David Carrasco es seguirle en Twitter y en Facebook

Anuncios

2 comentarios en “DAVID CARRASCO SORIANO AL SAXO

  1. Pingback: HIGHLIGHTS 2015 | Recréate el día

  2. Pingback: HIGHLIGHTS 2016 EN RECRÉATE EL DÍA | Recréate el día

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s